EXPLOSIONES ALREDOR DE ESTADIO TURCO DEJAN 20 HERIDOS

1481408884 1

Este tipo de acciones siguen manchando el balompié mundial

10 de diciembre del 2016

Dos explosiones sacudieron el sábado por la noche la zona aledaña al estadio del club Besiktas en Estambul, después que los hinchas se habían retirado tras un partido de la liga turca, y las autoridades indicaron que al menos 20 policías resultaron heridos.

La policía acordonó el área mientras salía humo del recién construido Estadio Besiktas. Testigos afirmaron haber escuchado disparos como si se tratara de un ataque contra la policía.

El canal privado NTV reportó que el blanco del ataque fue un autobús para policías antimotines.

De momento nadie se ha atribuido el atentado. Este año, Estambul ha atestiguado explosiones atribuidas por las autoridades al grupo Estado Islámico o de las que militantes curdos se han responsabilizado.

El ministro del Interior, Suleyman Soylu, ofreció la cifra de víctimas y confirmó que los heridos eran policías. Las explosiones ocurrieron a las 10. 30 de la noche, después que Besiktas había derrotado 2-1 al visitante Bursaspor por la liga turca.

"Se cree que fue un coche bomba en un lugar donde nuestras fuerzas policiales especiales fueron ubicadas, justo después del partido en el sitio por donde salieron los hinchas de Bursaspor, luego de la salida de los aficionados", dijo Soylu a la agencia estatal Anadolu. "No tenemos información sobre la cantidad de muertos. Dios mediante, esperamos que no haya ninguno. Los heridos son policías".

En declaraciones que formuló posteriormente a reporteros en Estambul, Soylu señaló que la primera explosión se produjo en una colina adyacente al estadio. El segundo estallido estremeció el parque Macka y se cree fue causada por un atacante suicida.

Las imágenes transmitidas por televisión mostraron más de una decena de ambulancias en una calle aledaña al estadio y un helicóptero policial sobrevolando y alumbrando la zona con un reflector.

El club Bursaspor manifestó que ninguno de los heridos era un aficionado de fútbol y emitió un comunicado en el que "deseamos una pronta recuperación de nuestros ciudadanos heridos".

Las autoridades de radio y televisión de Turquía emitieron una prohibición temporal a la cobertura noticiosa "para evitar que la transmisión pudiera resultar en miedo, pánico o caos, o que sirva a los objetivos de organizaciones terroristas".

El primer ministro Binali Yildirim y al gobernador de Estambul, Vasip Sahin, han sido notificados del ataque, agregó la agencia.


0%
0%