ADRIAN PETERSON ECHA A PERDER LA FIESTA

Minnesota gana_a_Green_Bay_web

El RB de Minnesota salió lesionado de la rodilla derecha del primer partido de temporada regular en el Estadio US Bank, donde los Vikingos vencieron a Green Bay por 17-14

18 de septiembre de 2016

El primer partido oficial en el recién estrenado Estadio US Bank de Minneapolis terminó con una victoria del dueño del lugar, los Vikingos de Minnesota por 17-14 sobre Green Bay, una de las mayores rivalidades de la NFL con estos equipos de la División Norte de la Conferencia Nacional, sin embargo Adrian Peterson dio la mala nota de la noche del domingo al irse lesionado de la rodilla derecha y será el lunes cuando se sepa la magnitud de su problema.

El nuevo hogar de los de color púrpura fue construido en el mismo lugar donde se encontraba su anterior casa, el Hubert H. Humphrey Metrodome y fue inaugurado el pasado 22 de julio y los Vikingos ya habían jugado ahí sus dos partidos como local en la pretemporada de este año.

Sam Bradford, el QB que ocupó el lugar del lesionado Teddy Bridgewater, tuvo una muy buena presentación ante su afición al completar 22 de 30 envíos para 286 yardas y dos TD’s, mientras que la defensiva local capturó en cinco ocasiones al pasador visitante Aaron Rodgers, además de que provocó dos balones entregados por parte de los Empacadores.
Peterson, lastimado de su rodilla derecha, abandonó el emparrillado en el tercer cuarto con apenas 19 yardas en 12 acarreos.

Green Bay tomó la ventaja, su única en la noche, en el primer cuarto con un pase de TD de Rodgers a Jordy Nelson pero después Minnesota anotó 17 puntos sin respuesta, incluidos los pases de Bradford a Kyle Rudolph y Stefon Diggs a las diagonales, hasta que la visita descontó con una corrida de su estelar pasador en el cuarto cuarto para dejar las cosas 17-14 en favor de los de casa.

Los Vikingos tienen récord de 2-0 mientras que los Empacadores de 1-1.


0%
0%