AGRIDULCE RESULTADO PARA JAKE COSÍO EN SLP

a308aee6-b02d-6623-3418-23a2de4ab5b9

26 de octubre del 2021

Por segunda ocasión en el año, el Super Óvalo Potosino fue sede de la categoría de automovilismo más importante de todo el país, Nascar México Series.

El piloto Jake Cosío del auto #51 Chevron Havoline / DOW / Northweek se lleva a casa un noveno lugar que sabe agridulce por lo mostrado todo el fin de semana en SLP.

"Terminamos la novena fecha de Nascar México con un sabor amargo para el Chevron Havoline Racing Team, fue una carrera complicada para nosotros donde al final no nos llevamos el resultado al que aspirábamos".

La actividad en el Super Óvalo Potosino empezó el día sábado con un par de prácticas libres y la sesión de clasificación, la segunda ocasión que se lleva a cabo en la temporada.

El piloto del Chevron Havoline Racing Team mostró cosas interesantes en ambas prácticas con un P11 en la primera a 0.478 segundos del líder y P9 en la segunda mejorando sus tiempos quedando a solo 0.347 segundos de la punta.

"Mejoramos bastante el auto de la primera práctica a la segunda, teníamos un gran balance y un buen ritmo en tandas largas. En la clasificación dimos una buena vuelta que nos dejó a menos de tres décimas de la pole position largando desde el octavo sitio".

Para el día domingo en una carrera pactada a 200 vueltas, la situación cambió para Cosío del Chevron Havoline Racing Team en el trazado de ½ milla.

"Como siempre este óvalo, al ser el más pequeño del calendario, representa un gran reto para todos los pilotos además de que el asfalto fue muy cambiante durante todas las vueltas y a diferencia de la carrera pasada aquí, solo hubo una línea por donde podíamos ir, la de abajo, por lo que resultaba complicado rebasar. Tuvimos un buen arranque que nos permitió rodar las primeras 50 vueltas dentro de los 10 primeros pero después tuvimos problemas en el frente del coche".

Aunque perdió un par de posiciones en la primera mitad de la carrera, durante los pits fríos programados en la vuelta 100, los mecánicos hicieron un gran trabajo en el auto del Chevron Havoline Racing Team para revertir la situación en la parte final.

"Aunque logramos resolver el problema de frente del coche una carambola al inicio de la segunda parte de la carrera, la cual no pudimos evitar, provocó problemas serios en el auto y mermó nuestro rendimiento".

Debido a este problema, el piloto del Chevron Havoline Racing Team tuvo que ingresar hasta en dos ocasiones a pits para tratar de reparar sus problemas provocando que Cosío perdiera tres vueltas con respecto a los líderes de la carrera.

"El balance del auto era bastante prometedor para haber quedado entre los 6 primeros. A pesar de esto terminamos en una buena posición que nos da buenos puntos para seguir recortando distancia en el campeonato".

Después de visitar el Super Óvalo Potosino, Nascar México Series pone rumbo a tierras jaliscienses para disputar la décima fecha de la temporada en tres semanas en el Trióvalo Internacional de Cajititlán.

"Ahora hay que enfocarnos en Guadalajara, una pista muy buena y que personalmente se me da muy bien, ahí conseguí la Pole en 2018 en la categoría Challenge. Estoy seguro que será una gran carrera y obtendremos un gran resultado para el auto #51 Chevron Havoline / DOW / Northweek", finalizó Jake Cosío.


100%
0%